Nosotros

Mercedes

Tengo 27 años y soy Arquitecta. He vivido en cuatro lugares distintos, pero me considero de Río Cuarto, Córdoba. Desde chica siempre me gustó viajar, los primeros fueron con los libros donde podía imaginarme desde una planta de naranja lima, un príncipe de otro planeta, el mundo árabe en mil y una noches, y vueltas al mundo en 80 días.

Sin embargo, éste ser curioso e inquieto hizo que la necesidad de descubrir y estar en movimiento sea real. Fue así que he podido conocer varios lugares de Argentina y otros  países, tomar el té con una familia inglesa, trabajar y esquiar en las pistas de un pueblito encantador en Colorado, admirar los encastres perfectos de las construcciones incas en Cuzco, caminar las calles sinuosas de Toledo, hablar de la revolución en Cuba, disfrutar de las playas de Ecuador, aprender de Niemeyer en Curitiba, pedalear hasta el cansancio en Florencia, recorrer la costa de Rocha en Uruguay, transitar la rampa del Guggenheim en Nueva York, y dejarme llevar por la inspiración, como los artistas de Montmartre, para seguir explorando nuevos destinos.

 

Miguel

Tengo 27 años, soy Lic. en Administración, nacido y criado en Río Cuarto, Córdoba. Mis primeros descubrimientos del mundo fueron a través de un atlas, cuyos capítulos venían semanalmente con el diario, lo que me daba tiempo a aprender nombres de ríos en África y ciudades de las islas de Oceanía, mientras esperaba el próximo.
Llevo recorridos casi de 60 países, guardo recuerdos de haber llegado al campamento base del Everest en Nepal, de perderme en los mercados de Estambul, bucear en Tailandia, comer comida callejera en India, mirar el amanecer sobre Machu Picchu, dormir en un campamento de refugiados palestinos, esperar el año nuevo en la Plaza Roja de Moscú, seguir los pasos de Drácula en Transilvania, ver la historia cobrar vida en Europa, recorrer Argentina en moto, tomar sol en Sidney, ver las estrellas sobre el desierto de Jordania, remontar el Nilo durante varios días en una faluca, fumar puros en Cuba, recuerdo haberme dejado encandilar por las luces de Times Square, pero siempre con los ojos abiertos, buscando nuevas historias.

Dividíamos nuestro tiempo entre trabajo, estudio y viajes, hasta este momento en que decidimos embarcarnos en esta aventura para ser movimiento, dejando que el mundo nos atraviese. Es así que surge esta página para contar y compartir nuestros viajes.